fbpx

7 razones por las que Warren Buffett es rico y tú no 🤑

Estas son las características que hacen a Tito Warren Buffett ser el mejor inversor de todos los tiempos. 😉 (Son todas replicables)

 

Por Héctor Pérez

Si te vas a una cancha de fútbol y le preguntas a cualquier chaval con el que te tropieces quién quieres ser cuando seas grande? Ya sabes que la probabilidad que te diga Ronaldo, Messi y compañía es alta. Para nosotros los inversores, independientemente de nuestra edad, si nos preguntan, diremos nombres como Bill Ackman, Ray Dalio, Peter Lynch o Warren Buffett, el hombre del que vamos a hablar en este post.

Como dicen los disclaimers de cuánto curso de trading e inversión el internet creó, resultados anteriores no garantizan resultados futuros. Sin embargo, estudiar las claves del éxito de quien en nuestra opinión es el mejor inversor de todos los tiempo, nos puede poner algo de luz en este, a veces oscuro túnel, que es el aprender a invertir en la bolsa.

Dudo mucho que no sepas quién es Warren Buffett. Pero por si no lo sabes, te dejo una pequeña biografía en el siguiente párrafo. Por el contrario, si ya conoces a nuestro Tito Warren, puedes hacer click aquí para empezar con la chicha.

7 razones por las que Warren Buffett es el mejor inversor de todos los tiempos

¿Quién es Warren Buffett? 🙄

A día de hoy, a sus 91 años, es el CEO de Berkshire Hathaway, su holding empresarial. Este tío es un inversor de esos que ya no se dan por estos días. Empezó a invertir desde muy temprana edad y se considera un discípulo de la escuela de Benjamin Graham, lo que es conocido como el Value Investing que, en castellano puro y duro significa comprar empresas de muy buena calidad cuando su valor en el mercado está por debajo de su valor real.

Entre sus mayores victorias como inversor están los casos de Coca Cola, Apple, Bank of America, entre otros. Si quieres saber más sobre él, puedes ir a Wikipedia.

Ahora sí, vamos al lío con las 7 razones por las que Warren Buffett es rico y tú no.

Si te está molando este artículo, más te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.

El tiempo ha sido su mejor amigo 🕰️

Vivimos en un tiempo en el que la mayoría de la gente tiene alergia a pensar en el largo plazo y nos cuesta pensar, como decía mi abuela, que poco a poco llena el pico la gallina. Y es que no hay mejor ejemplo que el mismísimo Warren Buffett.

Como podrás ver en la gráfica, a nuestro Tito Warren le tomó casi 15 años conseguir un patrimonio de 1 millón de dólares. Y otro punto importante, Buffett empezó a invertir con tan solo 14 años. ¿A qué edad empezaste tu?

Esos 15 años, con la rapidez del mundo actual, parecen una eternidad y ya ni te digo lo que puede pensar tu colega al que le salen rosetones cuando le hablas de ser conservador en tus inversiones si le comentas que a Buffett le tomó prácticamente toda su vida llegar a la marca de 1000 millones.

Y vamos a probar que el inversor promedio actualmente no tiene la paciencia ni la fuerza para decir “aquí se holdea con *******” como diría nuestro amigo Wall Street Wolverine.

Como podemos ver en la gráfica de Reuters, el tiempo promedio de mantener una posición en el mercado americano se ha desplomado a partir de los 80 pero la caída es más dramática a partir de finales de los 90.

De hecho, solamente desde finales de 2019 a mediados de 2020 el tiempo medio de “holdear” una acción en el NYSE pasó de 8.5 meses a tan sólo 5.5 meses. ¡Y después nos preguntamos porque Warren sí y nosotros no! 

Ser aburrido le ha pagado un retorno nachovidaleano 😴

Evidentemente, no solo el tiempo ha sido la razón del éxito del Oráculo de Omaha, sus habilidades para conseguir empresas que cotizaban a un descuento considerable son de otro nivel.

Pero es que, si analizamos la trayectoria de nuestro Tito Warren, nos encontramos que dentro de esas habilidades hay una cualidad que quizá a día de hoy falta en muchos de los nuevos inversores. Dicha cualidad es invertir basandose en datos, no en el ruido mediático.

Es decir, en tiempos donde conseguir el siguiente DogeCoin sin preocuparnos por los fundamentales del sitio donde metemos nuestra pasta es la prioridad, invertir en cosas como bancos, petróleo o fabricantes de vidrio parece de abuelos; cuando en realidad muchas veces estas empresas “fuera de moda” dan rentabilidades muy buenas.

Vamos a mirar los números. En los últimos 25 años la cartera de Warren Buffett ha generado un retorno medio de 9.38% mientras que el conjunto de todas las acciones americanas ha generado 9.88%. En otras palabras, aún estando por debajo de la media del mercado, Buffett es quien es hoy en día porque se ha enfocado en invertir, reinvertir y ganar constantemente, en lugar de dar un pelotazo.

Warren Buffett tiene la sangre fría

Desde luego, a nadie le gusta ver su balance en rojo y mucho menos ver como una de nuestras acciones cae sin parar pero, si hemos hecho nuestra tarea de la forma adecuada, esto debería no importarnos y saber que es algo momentáneo.

Por ejemplo, desde noviembre de 2007 hasta febrero de 2009, en plena crisis global, el portfolio de Warren Buffett cayó un 45.52%.

Rendimiento de Warren Buffett vs. el mercado americano

Vamos a ponerlo en perspectiva, si eso te pasa a ti, será como mucho unos pocos miles de euros pero estamos hablando que este compadre palmo miles de millones de euros en sólo dos años y ¿qué hizo? Se mantuvo en pié, generando un retorno positivo en todos los años desde 2010 hasta 2027.

Esto es una muy buena lección sobre todo para los tiempos turbulentos que vivimos y hemos vivido en el pasado cercano. Que el mercado caiga un 20, 30 o hasta un 50 por ciento, si estamos en las empresas correctas y nuestra visión es a largo plazo, no tiene por qué importarnos.

Por supuesto, para invertir a largo plazo tenemos que usar un capital el cual estemos dispuestos a no tocar en décadas.

Cash is King even for the King itself 🤴

Warren Buffett es el rey de la inversión

En los últimos 2 años hemos leído centenares de artículos y noticias que hablaban sobre la cantidad estratosférica de efectivo que tenía Buffett en sus manos. De hecho, en noviembre de 2021, Tito Warren tenía $149 mil millones de dólares en la cuenta de banco de Berkshire Hathaway; y esto en pleno bull run en donde las acciones no paraban de subir.

¿Por qué no ha hecho ningún movimiento relevante para aprovechar esta locura de mercado? Porque la filosofía de Warren Buffett y, sobre todo, su disciplina, hacen que sólo cuando hay una empresa realmente infravalorada que tenga perspectivas de crecimiento interesantes, el Oráculo apriete el gatillo.

Hay dos grandes ejemplos de lo que pasa por la cabeza del Tito Warren al momento de tomar sus decisiones. La primera, es una frase que incluyó en su carta anual a sus inversores en 2016 que decía:

“Más o menos cada década, nubes negras llenan los cielos de la economía y, por un corto plazo llueve oro. Cuando esto ocurre, es extremadamente necesario correr hacia afuera con baldes y no con cucharas.”

Con esto Buffett nos lo deja claro, él invierte su dinero ganado arduamente sólo cuando la oportunidad es majestuosa. Esto para un mortal cualquiera puede ser incómodo. A quién no le ha pasado que ver la cuenta del broker llena de cash da alergia y empezamos a buscar opciones para meter el dinero? El que esté libre de pecado que lance la primera piedra.

Otro ejemplo en la gran carrera de Warren Buffett es su inversión en el Washington Post. En 1973, cuando el mercado parecía un campo de guerra lleno de minas y cadáveres, el Oráculo de Omaha compró 1.7 millones de acciones del periódico cuyo market cap era de $100 millones pero su valor intrínseco era de entre $400 y $500 millones.

En total, Buffett había metido $10 millones de dólares en 1973 que para 1974 tenían un valor de $8 millones. Sin embargo, su convicción en los fundamentales de la empresa lo llevó a “holdear” y 40 años después, esos $10 millones valían $1000 millones cuando el rotativo fue vendido a Jeff Bezos.

Saber manejar el apetito es una virtud 😉

Aún en una caída monstruosa del mercado donde abundan las oportunidades, si quieres ser como Tito Warren Buffett, tienes que detener tu instinto depredador.

Buffett lo resume en una simple frase: “No hay strikes en el mundo de las inversiones”. Con esto hace una metáfora usando al béisbol como referencia.Wa

En un juego de béisbol, un bateador recibe un strikeout (fracasa) cuando recibe 3 strikes. Dicho bateador puede recibir un strike o bien porque hace swing y no le pega a la pelota, porque le pega y se va fuera de la línea de foul o porque no hace swing y la pelota cae en la zona de strike.

En resumidas cuentas, a lo que se refiere Warren Buffett es que cuando inviertes puedes dejar pasar cuantas oportunidades quieras y eso no juega en tu contra ya que sólo necesitas invertir en aquellos negocios que realmente cumplen con todos los puntos de tu estrategia de inversión.

Esto es una gran lección para nuestra comunidad FOMERA, aquellos que compran el FOMO en la bolsa y en cryptos. Vamos, todos hemos caído en ello, pero es algo que tenemos que controlar si queremos estar del lado del 1% y no del 99% de losers.

A Warren Buffett le atraen las que reinvierten 🤑

Una de las características favoritas de Buffett al elegir empresas en las que invertir es que estás reinviertan una gran cantidad de sus beneficios en el crecimiento de la empresa. A esto le podemos llamar compounding en esteroides.

Por contradictorio que suene, ya que si hay algo por lo que es famoso nuestro personaje en cuestión es por los cheques en formas de dividendos que recibe de sus empresas, las 10 primeras posiciones en la cartera de Berkshire Hathaway reinvierten de media el doble de lo que dan en dividendos.

Ahora bien, esto no significa que todas las empresas que retienen sus beneficios, ergo que no dan dividendos sean buenas. Para que esto tenga sentido y que sea bueno que la empresa retenga parte de sus beneficios, esta tiene que:

  1. Tener buen retorno en el capital neto empleado para su operación
  2. Ser liderada por un equipo capaz y honesto
  3. Tener una valoración o market cap por debajo de su valor intrínseco.

Según Buffett, si estas condiciones se dan, entonces que la empresa invierta su capital en crecimiento o, incluso, en comprar sus propias acciones harán que, en el largo plazo, los retornos para los inversores sean más jugosos.

Un caso particular, aunque no dentro de la esfera de las inversiones de Tito Warren, fue el de Amazon. Hubo muchas críticas hacia Bezos por no dar dividendos y reinvertir casi todo lo que ganaban en crecimiento en los primeros años de vida de Amazon. El resto es historia.

Invierte en negocios que hasta un idiota puede administrar 🙃

Evidentemente, este último puede ser algo controversial. Buffett no te está diciendo con esto que inviertas en cualquier negocio sin saber nada sobre el equipo que lleva las riendas. Al contrario, en nuestra forma de interpretarlo sacamos dos conclusiones:

  1. El éxito de un negocio no puede depender de la marca personal de su CEO o fundador, tienen que ser los fundamentales, los que empujen el negocio hacia delante.
  2. Desde luego que el líder de un negocio es importante y siempre debemos poner un ojo sobre los nuevos líderes que reemplazan a la gente que llevaba las empresas en las que estamos invertidos.

Viendo esto desde una perspectiva actual dos grandes ejemplos son Microsoft y Apple. Ambas compañías tienen CEOs que no son sus fundadores, que en su momento fueron rockstars en el mundo de la empresa, aún así tienen un negocio tan robusto que, incluso, están mejor ahora que cuando eran regentadas por Jobs o Gates.

Ahora bien, otro caso que está por verse es el de Tesla. Sin duda alguna, mucho del éxito de la empresa en bolsa viene dado porque su CEO es nada más y nada menos que el mayor influencer, me atrevería a decir, en la historia de los negocios, Mr. Elon Musk.

La empresa está en constante crecimiento, es cierto, pero hubiese sido lo mismo si su CEO fuera un perfil bajo o más importante aún, cuando Elon de un paso al costado, ¿se mantendrá siendo el Tesla que es hoy en día?

Para que una empresa vaya más allá de su fundador o el CEO de turno, es importante , según Buffett, que tenga una barrera de entrada sólida que le permita defenderse del ataque de los competidores y que le permita mantenerse a flote, aún cuando la directiva cometa errores, lo que tarde o temprano sucederá.

Y hasta aquí nos trajo el rio ✋A

Estas razones que hemos compartido en este artículo, son a nuestro parecer, las características como inversor más llamativas de Warren Buffett. Basándome en mi propia experiencia, creo que son estas 7 las razones por las que muchos “peces pequeños” no logramos dar el paso y consagrarnos en el Olimpo de la inversión.

Sin embargo, afortunadamente a toneladas de información en internet y en los libros para aprender a invertir en bolsa, obsesionarnos, entender y poner en práctica lo que los mejores del mundo de la inversión han hecho porque no es casualidad que están donde están.

Si has llegado hasta aquí, te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.