fbpx

¿Qué es la inversión pasiva?🤨

Te explicamos todo lo que debes conocer sobre la inversión pasiva de manera fácil.


Por Javier Narvaez

Invertir puede ser una tarea chunga, sobre todo para la peña que recién quiere empezar a mover su dinero. Y es que, con tantas opciones y estrategias para elegir, es fácil sentirse más perdido que un pingüino en el desierto. Pero no worries, porque existe un enfoque que ha ganado popularidad en los últimos años y que te puede facilitar la vida. ¿De qué hablamos?

De la inversión pasiva. Es simple. Este sistema consiste en comprar y mantener a largo plazo una cartera diversificada de fondos índice y ETFs. Es decir, buscamos vincular nuestro patrimonio a la evolución de las principales economías mundiales y de los sectores que mejor se adapten a nuestro perfil inversor. ¿Y qué NO es?

Lo último que pretende la inversión pasiva es intentar batir al mercado. Así que nada de elegir acciones individuales y hacer conjeturas sobre el próximo movimiento del mercado, eso es mejor dejárselo a los expertos. y ojo, porque este tipo de inversión es ideal para los jóvenes. ¿Por qué?

Porque esta generación llegó a la edad adulta en tiempos de incertidumbre total y pueden ser más reticentes al riesgo que sus predecesores. Así que indexarse a la economía mundial les ayuda a conseguir paz mental mientras ponen su dinero a trabajar para ellos.

La manera más barata de invertir

El principal beneficio de la gestión pasiva es que es BARATA. Los fondos índice y los ETFs tienen unas comisiones más pequeñas que los fondos de inversión tradicionales que gestionan las sociedades de inversión. ¿Por qué? Porque a los analistas que realizan la investigación y selección de valores hay que pagarles el jornal, y ese es el principal motivo de que las comisiones sean más altas. Y claro, esas comisiones que paga el cliente provoca que la rentabilidad de su cartera se lleve un hachazo a largo plazo.

¿Qué es la inversión pasiva? Un método de inversión donde dejas que todo fluya.

Ejemplo: Supón que tienes invertido un capital de diez mil pavos. Pues un fondo de inversión de gestión activa que te cobrase el 2% de tu capital te sangraría doscientos eurracos al año. Sin embargo, si es un fondo de gestión pasiva con una comisión del 0,40%, te costaría 40 pavetes al año. No hay color.

Tip zumitero: Si eliges la inversión pasiva conservarás más tajada de tu rentabilidad anual, que con el interés compuesto jugando a tu favor puede darte una alegría en el futuro.

Si te está molando este artículo, más te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.

El tiempo es oro

Otra ventaja de la inversión pasiva es que apenas requiere tiempo. Con este sistema no hace falta que te pegues horas investigando sectores, comparando los ratios fundamentales de sus empresas y dejándote los ojos en el gráfico de cotizaciones. En su lugar, solo tienes que diversificar tu capital entre diferentes índices y dejar que el mercado y el tiempo hagan su magia. Este detalle es atractivo para la peña que trabaja muchas horas y para los que no tienen formación ni tiempo de estar pendientes del mercado.

Tip zumitero: En la newsletter de Zumitow nos encargamos de mantenerte al día de en cinco minutos. Suscríbete aquí.

Inteligencia artificial currando para ti

Los robo advisors son plataformas digitales que usan algoritmos e inteligencia artificial para dar consejos de inversión y manejar la cartera de los clientes. Vaya, que es como poner al BIG DATA a trabajar para ti. ¿Por qué son tan suculentos?

De entrada, la posibilidad de fallo humano a la hora de ejecutar operaciones se reduce al mínimo. Por otro lado, puedes disfrutar de consejo de inversión profesional por una fracción del precio que te cobraría un asesor. Respecto a su manejo, hablamos de plataformas online que son fáciles de usar, tienen app propia y son accesibles desde el teléfono siempre que tengas conexión a internet. Ergo, puedes manejar tus inversiones en cualquier momento. ¿Lo mejor?

Que sus algoritmos de inteligencia artificial analizan tu situación financiera, metas y tolerancia al riesgo para diseñarte una cartera personalizada que se adapta a lo que necesitas. Así que si no estás seguro de cuánto porcentaje debes dedicar a cada tipo de activo, esto es lo tuyo. Y ojo, porque encima te la rebalancean día a día para asegurarse de que sigue en línea con tus objetivos y nivel de riesgo elegido.

Tip zumitero: El paso del tiempo y la volatilidad no perdonan. Por eso rebalancear la cartera liquidando muertos en el armario y moviendo ese dinero a las compañías con más potencial puede suponer la noche y el día en tu rentabilidad futura.

La inversión pasiva se puede hacer mediante robots.

La fiscalidad más eficiente

La inversión pasiva luce más a nivel fiscal si la comparamos con la activa. Y es que como los fondos índice y los ETFs están diseñados para seguir el rendimiento de un índice de mercado concreto, no tienen que hacer tantas ventas como los gestores activos de fondos. Ergo, generan menos ganancias de capital y te ahorrarás billetes en la próxima campaña.

Tip zumitero: En España las ganancias de capital tributan como mínimo al 19% pero la fiscalidad depende del país de residencia del inversor, échale un ojo a la tuya.

El nivel de riesgo bajo control

Otra ventaja de la inversión pasiva es que la diversificación que obtienes es brutal. De hecho, si llevas ETFs de diferentes sectores y fondos índice de economías repartidas por todo el mundo, el riesgo se distribuye entre un montonazo de activos diferentes. ¿La clave?

Que la diversificación es la mejor manera de proteger tu cartera de empresas que se vayan a pique y de desplomes del mercado. Y ojo, porque si eres inversor de largo plazo la probabilidad de comerte mercados bajistas es del cien por cien.

Tip zumitero: Las mejores épocas para construir cartera se dan cuando el miedo se apodera de los inversores, e-ehem.

La inversión pasiva te permite tener control en ambientes altamente volátiles

Escudo anti volatilidad.

¿Te afectará la volatildad? Respuesta corta: Sí, pero menos. Resulta que la volatilidad está y seguirá estando presente mientras las leyes de la oferta y la demanda funcionen. Sin embargo, aunque es cierto que el mercado puede ser volátil en el medio plazo (para bien y para mal), tiene un histórico tremendo de beneficios a largo plazo. O sea que si te enfocas en una estrategia de inversión pasiva te gozarás el potencial de crecimiento que tendrá tu cartera con el paso de los años.

Tip zumitero: Mirar la cotización de tus ETFs a cada segundo produce calentamientos de cabeza innecesarios.

¿Por dónde empiezo?

Ha quedado claro que tomar decisiones de inversión es un marrón y que, si ese trabajo se puede delegar y encima ahorrarte pasta con ello, es un no brainer. Por eso te recomendamos que les eches un ojo a inbestMe.

Esta plataforma de inversión está supervisada por la CNMV. Funcionan así: te estudian el nivel de riesgo ideal para tu perfil y te crean una cartera que replica al índice o los sectores que se adaptan a tus objetivos. De esta manera te evitarás microinfartos. ¿Lo mejor?

Que tienen un servicio de atención al cliente de diez, para que puedas contactarlos en cualquier momento. Así que si quieres poner tus ahorros a trabajar mientras tú te lees el Zumitow, aquí te dejamos el link.

QUIERO INVERTIR EN MODO FÁCIL.

P.D. Para seguir adentrándote en el mundo de la inversión, recuerda que nos vemos cada mañana en la newsletter de Zumitow.

Zumitow es el newsletter diario de inversión fácil de entender y que lees en 5 minutos.

¡Ooops!

Este es un contenido exclusivo para Zumiteros.

Suscríbete a nuestro newsletter y continúa leyendo. 🍊