fbpx

¿Qué es mejor invertir en renta fija o renta variable?

Si te estás haciendo esta pregunta, estás en el sitio adecuado.


Por Héctor Pérez

Si ya estás harto de las peleas en Twitter entre los dividenderos, los values y los growth, imagina si en esas demostraciones de a ver quién la tiene más grande (la cartera xD) añades un ingrediente atómico: ¿Qué es mejor invertir en renta fija o renta variable? 

En el mundo de la inversión hay que tener la mente abierta y es por eso que en este artículo vamos a explorar, a la Zumitow, un poco las similitudes y diferencias entre estos dos vehículos de inversión para que la próxima vez que salga el tema, tengas todo más clarinete. 

Empezamos. 

¿Cuáles son las diferencias entre renta variable y renta fija? 

Empecemos por el principio, como diría mi abuela. Vamos primero a hacer una pequeña descripción de qué es cada una de estas modalidades de inversión. 

¿Qué es la Renta Variable?

La renta variable se refiere principalmente a las acciones en el mercado de valores. Cuando inviertes en renta variable, adquieres una pequeña parte de una empresa (acciones), lo que te convierte en copropietario de la misma.

Vale, perfecto y ¿Qué es la Renta Fija? 

La renta fija incluye bonos emitidos por gobiernos o empresas. Al comprar un bono, estás prestando dinero al emisor a cambio de un interés fijo y la devolución del capital en una fecha determinada. Ergo por eso es que se le llama “renta fija” porque en teoría el dinero que recibes es fijo. 

Ahora ha llegado el momento de comparar sus pros y cons.

¿Cuándo es buen momento para invertir en renta fija?

Comparte el artículo con tu amigo que busca la liberta financiera.

Si te está molando este artículo, más te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.

Ventajas de la Renta Variable 

Potencial de Crecimiento: La renta variable ofrece altas posibilidades de revalorización.

Dividendos: Algunas empresas distribuyen parte de sus beneficios entre los accionistas.

Liquidez: Las acciones se pueden comprar y vender rápidamente en el mercado.

Ventajas de la Renta Fija 

Menor Riesgo: Generalmente, los bonos son menos volátiles que las acciones.

Ingresos Predecibles: Ofrecen un retorno fijo, lo que facilita la planificación financiera.

Diversificación: Son una buena opción para equilibrar un portafolio de inversión.

Y ahora vámonos con las desventajas. 

Desventajas de la Renta Variable

Riesgo: La inversión en acciones es volátil; los precios pueden fluctuar drásticamente.

Conocimiento del Mercado: Requiere, si se hace bien, de conocimientos medios para entender las finanzas de una empresa a la que compramos las acciones o el contexto que vive un índice para invertir en el. 

Sin Ingresos Fijos: No garantiza un retorno regular como los intereses de la renta fija, incluso en el caso de los dividendos ya que estos pueden fluctuar dependiendo de la situación de la empresa.

Desventajas de la Renta Fija

Menor Rentabilidad Potencial: Los rendimientos suelen ser más bajos que en la renta variable.

Riesgo de Inflación: Los retornos fijos pueden ser erosionados por la inflación. Véase la espiral inflacionaria de 2022 y 2023 en la que los tipos de interés de los bonos fueron devorados por la inflación sin cubrir. 

Liquidez Variable: Algunos bonos pueden ser menos líquidos, dependiendo del mercado y del emisor. Con lo cual, dependiendo del bono, se te puede poner cuesta arriba salir de esa posición. 

¿Cuándo debo invertir en Renta Variable y en Renta Fija? 

Como todo en el mundillo de la inversión, el largo plazo, es decir el tiempo, es el bálsamo que reduce las probabilidades de palmar pasta. Ergo que ponerse a adivinar cuándo es mejor invertir en uno u otro puede ser un dolor de cabeza que no te genere más que disgustos. 

Sin embargo, lo que sí podemos hacer es analizar la historia para entender, basándonos en el ciclo económico, cuándo cada uno de estos vehículos tiene un mejor comportamiento. 

¿Cuándo es mejor invertir en Renta Variable? 

Los mejores momentos para invertir en renta variable han sido crisis

Históricamente, los mejores momentos para entrar en renta variable han sido durante los inicios de una recuperación económica, cuando las empresas empiezan a mostrar signos de crecimiento sólido, pero los precios de las acciones aún no reflejan completamente este potencial.

Aquí tienes los mejores 3 momentos para invertir en renta variable de los últimos 50 años teniendo en cuenta el retorno de esos períodos. 

Post-Crisis de 1987: Tras el «Lunes Negro», cuando los mercados sufrieron una caída masiva, muchas acciones estaban infravaloradas. Los inversores que entraron en este punto se beneficiaron de la recuperación y el crecimiento económico sostenido de los años 90.

Después de la Crisis Financiera de 2008-2009: La crisis financiera global llevó a una fuerte caída en los mercados de valores. Sin embargo, esta crisis fue seguida por una de las expansiones de mercado más largas en la historia, beneficiando a los inversores que tuvieron la visión y el coraje de invertir durante o justo después de la crisis.

Durante la Pandemia de COVID-19 en 2020: La rápida caída del mercado en marzo de 2020, causada por el inicio de la pandemia, fue seguida por una recuperación igualmente rápida. Los inversores que aprovecharon esta caída para comprar acciones experimentaron ganancias significativas a medida que los mercados se recuperaron.

¿Cuándo es mejor invertir en Renta Fija? 

Para poder responder esta pregunta, primero es necesario entender cómo funcionan los bonos. Estos compis tienen dos caras, una es el precio del bono y la otra el rendimiento. Ambas funcionan de forma opuesta, es decir, si el rendimiento sube el precio baja y viceversa. 

El precio y el rendimiento de los bonos son inversamente proporcionales

Con esto en mente, si entramos en un momento de tipos de interés altos, preferiblemente cercanos al pico, entonces estaremos asegurando que el precio es probablemente bastante bajo y que el rendimiento que tenemos asegurado, es lo más alto posible durante el ciclo. En otras palabras, si mantenemos el bono hasta su maduración ganaremos la mayor cantidad de pasta posible o, si por el contrario, decidimos venderlo una vez bajen los tipos, podremos capitalizar esa diferencia de precios. 

Igualmente, en momentos de mucha incertidumbre, como cisnes negros, los bonos pueden ser un refugio para invertir. 

Estas han sido las últimas 3 mejores oportunidades para invertir en renta fija:

Principios de los años 80: Durante este periodo, las tasas de interés eran excepcionalmente altas debido a las políticas monetarias para combatir la inflación. Los bonos emitidos en esta época ofrecieron rendimientos elevados con un riesgo relativamente bajo.

Durante la Recesión de 2001: Tras el estallido de la burbuja tecnológica y los ataques del 11 de septiembre, hubo un movimiento hacia la seguridad, lo que aumentó la demanda de bonos del gobierno y mejoró su rendimiento.

Crisis Financiera de 2008-2009: En medio de la incertidumbre y el colapso del mercado de valores, los bonos del Tesoro de EE. UU. y otros valores de renta fija de alta calidad se convirtieron en «refugios seguros», proporcionando rendimientos estables y seguridad durante este periodo turbulento.

 Renta VariableRenta Fija
Potencial de GananciaAltoModerado
Riesgo

AltoMenor
Conocimiento del Mercado

NecesarioMenos necesario
LiquidezAltaVariable
Ingresos

VariablesFijos

¿Se puede invertir en Renta Variable y en Renta Fija al mismo tiempo? 

Sí y no lo digo yo, lo dicen las carteras de algunos de los inversores más famosos del mundo. Aquí hay algunos ejemplos: 

Warren Buffett: Conocido principalmente por sus inversiones en renta variable, Buffett también ha realizado inversiones significativas en bonos, especialmente en momentos de incertidumbre del mercado o cuando encuentra valor en el mercado de renta fija.

George Soros: Famoso por sus tácticas de inversión en renta variable y divisas, Soros también ha incursionado en bonos, especialmente en situaciones donde identifica desequilibrios macroeconómicos que pueden ser aprovechados.

Ray Dalio: El fundador de Bridgewater Associates ha utilizado una estrategia de «All Weather» que incluye tanto renta variable como renta fija. Esta estrategia busca equilibrar los activos para rendir en diferentes entornos económicos.

¿Cómo invertir en Renta Variable y Renta Fija al mismo tiempo?

Similar a la estrategia All Weather de Ray Dalio, en España hay un fondo en el que puedes invertir y disfrutar de la estabilidad a lo largo del tiempo de una cartera balanceada. 

¿Su nombre? Olea Neutral y ha dado una rentabilidad histórica desde inicio (enero 2004) del 5%, vamos todo un pilar para una cartera a largo plazo. 

Puedes echar un vistazo a ese fondo aquí (Sabrán que vienes de Zumitow y te tratarán como a Warren Buffett en la cafetería de toda la vida en Nebraska)

Conclusión

La elección entre renta variable y renta fija depende de tus objetivos financieros, tu horizonte de inversión y tu tolerancia al riesgo. La renta variable es adecuada para inversores que buscan un crecimiento significativo y pueden tolerar la volatilidad, mientras que la renta fija es ideal para aquellos que prefieren la estabilidad y los ingresos predecibles.

Ambas opciones tienen sus momentos óptimos en el ciclo económico, y una combinación inteligente de ambas puede proporcionar un equilibrio entre seguridad y crecimiento. 

Participa en el sorteo👇👇👇👇