fbpx

¿Qué pasa cuando bajan los tipos de interés?

Te contamos por qué y qué consecuencias financieras tiene para los mercados cuando los Bancos Centrales bajan los tipos de interés.


Por Javier Narvaez

¿Recuerdas la película del “Efecto Mariposa”, donde se decía que el aleteo de una mariposa en Pekín podría generar un huracán en la otra parte del mundo?. Pues eso más o menos pasa cuando un Banco Central decide abrir o cerrar el grifo de los tipos de interés. De hecho, los mercados de todo el mundo reciben ondas de choque cuando bajan los intereses. Dicho lo cual, empecemos por el principio.

¿Qué pasa cuando bajan los tipos de interés?

¿Por qué la FED saca la tijera?

El banco central de Yankeelandia, conocido como Reserva Federal (FED), tiene dos trabajillos que el Congreso le ha mandado: asegurarse de que los precios no se vuelvan locos y de que haya curro para todos. En un artículo anterior te explicamos lo que pasaba cuando subían los intereses. Pero, cuando todo se va al garete y se empiezan a escuchar palabras como «recesión» o «crisis»,  la FED actúa de una forma peculiar.

Cuando la Fed ve que la economía se enfría, bajan los tipos de interés.

Funciona así. cuando la FED baja los tipos pretende reducir el coste del crédito. Esta reducción en el costo de endeudamiento se espera que incentive a los consumidores, no solo a ti, sino a toda la población, a incrementar el consumo de bienes como un coche guay, una tele de 80 pulgadas o una nueva casa.

A su vez, las empresas, al enfrentar condiciones de financiamiento más favorables, podrían sentirse más inclinadas a invertir en proyectos de expansión, investigación y desarrollo, lo que conlleva a contratar a más peña y, por tanto, a reducir las tasas de desempleo.

Si te está molando este artículo, más te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.
Comparte este artículo con tu amigo que sigue los movimientos de la Fed.
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

 ¿Y si los tipos bajan mucho?

En los escenarios en los que los Bancos Centrales han agotado su capacidad de política monetaria, reduciendo las tasas de interés a corto plazo hasta cero, ha tenido que sacarse nuevos ases de la manga. ¿Por ejemplo?

Una de las soluciones que ha catado fueron las tasas de interés negativas. Que básicamente recompensa a los bancos por prestar dinero mientras penaliza el ahorro. ¿Su objetivo?

Evolución del SP500 cuando bajan los tipos de interés.

Incentivar el gasto y la inversión para estimular la economía.
Sin embargo, la FED, en lugar de adoptar tasas negativas, optó por una estrategia conocida como Quantitative Easing (QE). Esta herramienta de política monetaria implica la compra directa de activos financieros a gran escala, principalmente bonos del tesoro y valores respaldados por hipotecas, con el objetivo de incrementar la base monetaria y, por ende, promover una mayor liquidez en el sistema financiero. O sea, estimular la economía a fin de cuentas. ¿El problema?

Que estas políticas pueden inflar burbujas de activos, pues si todo el mundo tiene acceso fácil al crédito, los precios de las cosas, como las viviendas, acciones y cryptos pueden dispararse a niveles absurdos. Y cuando las burbujas explotan… no querría estar dentro. Por otro lado, si estás ahorrando tus duramente ganados euritos en el banco esperando un interés decente, con tipos cero te vas a quedar sequito porque no ganarás casi nada. Incluso si el QE no se maneja bien podría llevar a, e-ehem, un descontrol de la inflación, provocando que los precios de todo suban y tu poder adquisitivo se vaya al garete.

El propósito subyacente es facilitar el acceso al crédito, incentivar el gasto por parte de consumidores y empresas, y en última instancia, revitalizar la actividad económica en un contexto recesivo o estancado.

¿Cómo se suelen comportar las bolsas cuando bajan los intereses?

Dejando a un lado las hinchadas en los activos de moda, parece que las bolsas no se ponen precisamente eufóricas cuando la FED decide hacer recortes en los tipos de interés. ¿El motivo? Pensemos que cuando el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) decide pegarle un tijeretazo a los tipos, es porque ya ve nubarrones en el horizonte económico. O sea, que las cosa pinta mal.

Si miramos al índice SP500 un año después de cada uno de los 29 recortes de tipos que hizo la FED desde 1994 hasta marzo de 2020, vemos que la cotización del índice logró salvar el tipo a corto plazo, pero un año después estaba un diez por ciento más baja. El tema es que los recortes de tipos se producen por una razón, y las mismas causas que empujan a la economía hacia una recesión son las que también tiran hacia abajo las bolsas.

De media, el SP500 cae un 10% cuando bajan los intereses.

 

¿Qué suele ocurrir en el mercado de bonos cuando bajan los intereses?

En cristiano, cuando la FED recorta los tipos de interés, básicamente lo que está haciendo es abaratar los préstamos en toda la economía. Ergo, todo el mundo, desde la ama de casa hasta el inversor institucional más tocho, tiene acceso a más dinero con menos esfuerzo (y garantías, e-hem). ¿La consecuencia?

Que los nuevos bonos que se emitan al mercado ofrecerán intereses más bajos a quienes los compren, mientras que los bonos viejos, los que fueron emitidos cuando todavía los tipos estaban altos, pueden volverse más suculentos y por tanto subir su precio en el mercado secundario.

En el caso de los ahorradores en bonos de renta fija, como poseen bonos emitidos previamente con tasas más altas, ven aumentar el valor de esos bonos en el mercado secundario. Sin embargo, si buscan reinvertir en nuevos bonos, se tendrán que conformar con rendimientos más bajos ya que los nuevos tipos de interés han menguado. Por eso mucha peña decide pasar de este mercado e invertir en otro tipo de activos como acciones, inmobiliario, arte y otras inversiones alternativas. ¿Y las empresas?

Pues las empresas con bonos redimibles, los que permiten al emisor recomprarlos y cancelarlos antes de su vencimiento, se lanzan a refinanciarlos cuando las tasas de interés del mercado disminuyen.

¿Qué suele ocurrir con el sector inmobiliario?

Si la Fed decide recortar los tipos de interés, es probable que veamos una caída en los tipos hipotecarios. Ergo, más gente podría animarse a comprar casa porque les sale más barato el préstamo. Pero ojo, porque cuando más personas quieren comprar, los precios de las casas suben. Así que, lo que te ahorras en intereses, lo puedes acabar pagando en el precio de la casa. El mercado es maravilloso, ¿verdad?

Reacción del mercado inmobiliario cuando bajan los intereses.

Y para liarla aún más, si los tipos bajan porque la economía va como el cul*, podría no haber tantos compradores dispuestos a pagar esos precios altos.
En un mundo ideal, nos molaría que las tasas se mantengan o bajen un poquito, y que la economía siga rodando bien y la inflación se mantenga en un dos por ciento, que es el sueño húmedo de la FED. Mientras que eso ocurre, recuerda que tanto si eres potencial comprador o vendedor de ladrillo, hay factores que no puedes controlar. Así que mejor haz tu propio análisis fundamental partiendo de tu salud financiera, y baraja cómo te afectarían tanto los escenarios de tipos alcistas como bajistas.

Conclusión

En principio tiene sentido que la peña aproveche los tipos de interés bajos para endeudarse más o para consolidar varios préstamos con intereses más altos, de hecho, ese es el objetivo de los Bancos Centrales. Sin embargo, un zumitero de pura cepa sabe que no es bueno darle la vuelta a tu estrategia de inversión solo porque la FED reduzca los tipos de interés. Más bien, debes hacerlo basándote en tus propias necesidades y en el horizonte temporal de la inversión.

Y hasta aquí el artículo, nos seguimos leyendo cada mañana en la newsletter de inversión más gamberra de España, Zumitow :P.

Participa en el sorteo👇👇👇👇

Este es un contenido exclusivo para Zumiteros.

Suscríbete a nuestro newsletter y continúa leyendo. 🍊