fbpx

¿Debo invertir en oro en 2023? 🏆

Los titulares no dejan de decir que este es el año del oro. Veamos si es una buena idea invertir en oro en 2023.


Por Héctor Pérez

El nuevo año ha traído consigo una nube de incertidumbre de hacia dónde vamos y qué perspectivas tenemos en la economía. Cuando hay incertidumbre, los inversores intentan mover parte de su capital a activos menos volátiles y en ese batiburrillo de dudas surge la pregunta ¿Debo invertir en oro en 2023?.

Para responder a esta pregunta, que seguramente más de uno tiene en la cabeza cual canción insoportable de reggaeton (grupo en el cual me incluyo), vamos a analizar no solo el contexto, que ya lo tenemos más o menos trillado, pero qué están haciendo los peces gordos, cual es la mejor forma de invertir en oro y, sobre todo, si es buena idea invertir en oro en 2023.

Así que, sin más enredos, vamos al lío.

Por si quieres ir al grano

El contexto macroeconómico para 2023 ☁️

En un artículo anterior en el que explorábamos los mejores ETFs para invertir en 2023, hablamos sobre el contexto macro que se nos viene encima este año. En dicha pieza, mencionamos que hay cuatro temas mayúsculos a los que prestar atención que no son otros que:

  • La entrada en recesión de la economía global, incluyendo a Yankeelandia y Europa.
  • Tipos de interés altos y constantes
  • Un desplome en las materias primas, sobre todo en el petróleo.
  • Y las primarias presidenciales en Estados Unidos, que poco se habla de ellas.

Este será el panorama macroeconómico para 2023.

A estos temas, tendríamos que sumarle la continuidad de la guerra en Ucrania con los devenires que podrían ocurrir, como una intensificación del conflicto o, sorpresivamente la resolución pacíficamente del mismo. Igualmente, el tablero internacional se está moviendo. Estados Unidos lucha por mantener su hegemonía mientras que China viendo las barbas de Rusia arder pone las suyas en remojo.

Desde que escribimos aquel artículo a principios de diciembre, hoy contamos con nuevos datos. Por ejemplo, la Fed ha reiterado que no moverán un ápice su estrategia de subida de tipos hasta que no den por controlada la inflación. En cierto sentido, esto es positivo ya que en el pasado, específicamente en los 70s, el retirar la subida de tipos demasiado pronto ocasionó otra espiral de inflacionaria. De hecho, Michael Burry, pronosticó que la entrada en recesión obligaría a la Fed a bajar los tipos, causando otro pico inflacionario en la segunda mitad de 2023.

Michael Burry cree que la inflación volverá a subir lo que es una razón para invertir en oro en 2023.

El resultado más probable es que la Fed, al llegar a un tipo de 5.1% mantenga esos niveles. Actualmente, el rango de los tipos está entre el 4.25% y el 4.5%, lo que quiere decir que, a un ritmo de subidas de 0.5 puntos, no estamos muy lejos de llegar a ese nivel. Un estancamiento de los tipos de interes, un desplome del petróleo y una inflación todavía alta, podrían ser el coctel perfecto para que, por lo menos, el dólar no siga su trayectoria alcista que ha aplastado a otras divisas. Al mismo tiempo, el hecho de que los principales bancos centrales han adoptado subidas de tipos violentas, añaden fuerza a esta hipótesis.

El gobernador de la Fed de San Luis cree que el tipo de interés llegará a 5.1%

Todas estas cosas juntas, un crecimiento negativo de la economía, sumado a una inflación todavía alta, pueden desencadenar en una estanflación o lo que es igual a un período de decrecimiento, altos precios y un desempleo disparado.

Si te está molando este artículo, más te molará nuestro newsletter diario.

Suscríbete y recibe todos los días tu dosis de Wall Street que te lees en 5 minutos.

Una alternativa al caos: ¿Por qué el oro puede ser una buena inversión en 2023? 🥇

Como vimos en el apartado anterior, si hay algo que define a este año es la incertidumbre. Pero entre todo ese mix de cosas que el mercado espera que puedan pasar, tenemos que quedarnos con tres cosillas de las que hablamos.

Un dólar débil es gasolina para el oro ⛽

El dólar vivió una primera mitad del año espectacular en 2022 debido a una única razón: la Fed respondió con mas dureza a la inflación y lo hizo antes que el resto de bancos centrales. Por esa razón, tanto el Banco Central Europeo, el Banco Central de Suiza y el Banco de Japón se han puesto la pilas. Para muestra un botón. El Banco de Japón, que ha mantenido una política monetaria laxa en las últimas décadas ha dado pistas de que eso está por cambiar, lo que ocasionó una caída del dólar con respecto al yen japonés. Por esta razón, partimos del hecho de que el dólar, en el peor de los casos, no seguirá su senda alcista.

Si el dólar cae, invertir en oro en 2023 será una buena opción.
El dólar se mueve inversamente en comparación al oro.

Un dólar plano o, mejor aún, en una tendencia bajista, es un muy buen escenario para el oro. A medida de que el dólar pierde terreno ante otras monedas, el oro se hace más apetecible para compradores que tengan otras monedas. Y el tema es que estos “otros compradores” no son precisamente los mejores amigos del Tío Sam. De hecho, incluso con el dólar por las nubes, China, Rusia y sus amigos de los BRICS (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica) han estado hinchándose a comprar el metal dorado.

Intereses tranquilos, oro feliz. 🌞

Una de las debilidades del oro, como valor reserva, es que no ofrece a los inversores retornos por intereses. Sus rivales, los bonos de la deuda americana, si lo hacen. En 2022 ya vimos cómo los bonos, en especial los de 10 años, pasaron de tener un retorno del 1.3% a un más suculento 4.3% en el pico de noviembre. Si tenemos a los bonos americanos, dando un 4% de retorno, con los precios en el suelo, ¿quién en su sano juicio iba a invertir en otra cosa?.

Ahora como hemos explicado anteriormente, los tipos de interés probablemente dejen de subir a mediados de 2023. Mucho tiene que pasar para que la Fed y sus panas decidan pivotar y bajar los tipos, por lo que lo más probable es que lo dejen en torno al 5% por un tiempo.

Aunque los tipos probablemente no bajarán, si ya no suben, estaríamos marcando un techo en los mismos. Esto desencadenaría, probablemente, una caída en el retorno de los bonos de la deuda. En la última década, los retornos de los bonos a 10 años han tenido un rendimiento inversamente proporcional al del oro. Ergo, que si en 2023 se relaja el retorno de los 10Y, el oro tendrá un respiro.

Una recesión puede jugar a su favor 🤞

Si nos vamos a las últimas cuatro grandes petadas del mercado de los últimos tiempos: el covid, la Gran Crisis Financiera de 2008, el Crash de las Punto Com y la Estánflación de los 70s podemos sacar algunas conclusiones de cómo se ha comportado el oro en relación al SP500.

Empecemos por la más reciente. Cuando la gracieta de los amigos chinos salió de Wuhan y se extendió por el mundo las bolsas entraron en modo crisis. Desde febrero y diciembre de 2020, el SP500 tuvo un rendimiento del 20% mientras que el oro creció un 17%. Aquí ganó el mercado, aunque hay que tener en cuenta que la Fed intervino como nunca antes.

La crisis del covid fue la única en la que el SP500 tuvo mejor performance que el oro.
Oro vs. SP500 durante el crash del Covid.

Ahora bien, vamos un poco más atrás. Entre noviembre de 2007 y enero de 2012 la historia fue totalmente distinta. En plena crisis financiera, mientras que el SP500 perdió un 7% de su capitalización el oro, al contrario, registró un, atención, 115% de crecimiento en el mismo período.

En la crisis de 2008 invertir en oro fue una gran alternativa al mercado de acciones
Oro vs. SP500 durante la crisis de 2008.

Ok, ¿y qué pasó en el crash de las punto com? Entre enero del 2000 y enero del 2005 la historia no fue muy diferente a la vivida con la Gran Crisis del 2008. El SP500 perdió casi un 19% mientras que nuestro amigo el oro creció un nada despreciable 49%.

El oro superó al mercado de las acciones con creces.
Oro vs. SP500 durante el crash de las punto com.

 

Finalmente, la historia se vuelve a repetir en la recesión de los 70s. Específicamente, entre enero de 1973 y abril de 1975 el SP500 perdío 26% de su capitalización, mientras que el oro retornó a los inversores un grosero 82%.

Me has convencido, ¿Cómo invierto en oro?

Para explorar todas las opciones que hay y poder sacar una conclusión de la mejor forma de inversión en oro, necesitaríamos un artículo entero. Y no me quiero enrollar demasiado. Así que vamos a ir muy por encima con las formas que hay para invertir en oro. 

Estas son las formas para invertir en oro en 2023

  • ETFs de oro: Hay una infinidad de ETFs que siguen el precio del oro usando una gran variedad de métodos. Hay algunos que son fondos de oro físico, ergo que compras una partición proporcional al oro que tienen en una bóveda. Otros, usan diferentes tipos sintéticos que siguen al precio del oro frente al dólar. En nuestro artículo sobre los mejores ETFs para 2023 podrás conseguir los que, a nuestro juicio, son los mejores vehículos de este tipo para invertir en oro en 2023. 
  • Oro físico a distancia: múltiples plataformas ofrecen el servicio de compra/venta de oro físico además del almacenamiento. En este caso, hay que estar mosca y saber muy bien a quién le estamos confiando nuestro dinero, qué tipo de oro compran y la tasa a la que nos venden el oro. 
  • Oro en mano: una forma de comprar oro es la de toda la vida. Vas a la joyería, compras joyas en oro y tan feliz. El handicap es la liquidez de estos items, es decir, una vez lo tienes, venderlo no es tan sencillo. Además, dependiendo del item, pueden haber variaciones en el precio y si lo vendes en una casa de empeño la oferta que recibirás, seguramente, será agresiva (por no decir que un insulto).

 

Conclusión

Si de algo sirve analizar el contexto macroeconómico y compararlo con el rendimiento de los activos a lo largo de la historia en estas situaciones; podemos concluir que el 2023 podría ser un año muy interesante para el oro.

Al momento de hacer este artículo, hemos analizado la prensa, y la conclusión es que el target de los analistas está en el rango de 2500 a 4000 dólares por onza. En el peor de los casos, supondría un 34% de los niveles actuales (1865) y un 114% en el escenario más optimista.

Algo si hay que tener claro y es que, sea cual sea el resultado, el oro ha demostrado a lo largo de la historia ser un activo que mantenie su valor. Para terminar, ten en cuenta que lo que valía una casa media en oro en los 70s tiene un valor muy parecido en oro hoy en día.

No te leas el artículo, mira la infografía.

Una infografía que explica las razones por las que invertir en oro en 2023 es una buena idea.
¡Envíalo a un amigo!
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Zumitow es el newsletter diario de inversión fácil de entender y que lees en 5 minutos.

¡Ooops!

Este es un contenido exclusivo para Zumiteros.

Suscríbete a nuestro newsletter y continúa leyendo. 🍊